Talleres Escuelas Territoriales para la Reconstrucción

Por Xenia Fuster, Magíster en Hábitat Residencial.

Ya hemos realizado 8 de los 20 talleres que dan vida a las Escuelas Territoriales para la Reconstrucción. Estas, en su tercera versión, fueron creadas con el profundo compromiso de acercar la Universidad a los territorios, y promover los derechos fundamentales de las personas que fueron afectadas por el aluvión ocurrido el 25 de marzo de 2015. Los últimos cuatro talleres (Habitabilidad: ¿cómo imaginamos nuestro territorio? Dictado por el académico INVI Ricardo Tapia), pretendieron problematizar sobre el territorio en el que se habita, identificando sus fortalezas y vulnerabilidades, así como la posición que se ocupa en él.

Durante ocho días nos estuvimos moviendo por las provincias de Copiapó y Chañaral. y transversalmente la percepción compartida por las comunidades es la sensación de vulnerabilidad y abandono.

Vulnerabilidad ante el espíritu extractivo de sus territorios, donde la presencia de las mineras no hace a nadie indiferente. No logramos acordar si los beneficios que trae la minería en términos económicos suplía todas las problemáticas sociales y medioambientales padecidas cotidianamente.

Abandono por parte del Estado: “el poco peso que tenemos en las elecciones, el poco peso que tienen nuestros votos nos pasa la cuenta”, deja en evidencia la lejanía con la que se percibe la presencia del Estado en estos territorios afectados por la catástrofe.  Surgieron historias sobre la larga espera por soluciones en las llamadas “Villas de Emergencia”. Las visitamos y coincidimos que las viviendas eran de mejor calidad que las construidas para el 27F, pero siguen siendo instalaciones en paños no urbanizados ubicados en las periferias de las áreas urbanas, donde no sólo se develan problemas de habitabilidad en las viviendas, sino también en estos verdaderos barrios de emergencia donde la convivencia vecinal es la última prioridad de la política pública.

Participaron cerca de 60 personas de las comunas de Copiapó, Tierra Amarilla, Chañaral y Diego de Almagro. Luego de ver estas realidades y escuchar las distintas historias, nos sentimos con el deber de seguir trabajando y visibilizando todas estas vulnerabilidades y abandonos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.