La nueva política habitacional de mejoramiento de la calidad e integración social

Rubén Sepúlveda Ocampo

Calidad de las viviendas: el gran desafío de la política habitacional

* Ver artículo publicado en El Mercurio 20/07/06

Rubén SepúlvedaEn la actual coyuntura han aparecido numerosos artículos, columnas de opinión, notas periodísticas en la mayoría de los medios de comunicación masivos que muestran una verdadera crisis de la otrora denominada “exitosa política habitacional chilena”, ampliamente difundida y en muchos casos replicada en los diversos países de Latinoamérica.
En dichas publicaciones se da cuenta de que en diversos puntos del territorio nacional las viviendas entregadas presentan problemas de localización, bajos estándares de habitabilidad, insuficientes metros cuadrados por personas y fallas constructivas por múltiples causas. A lo anterior se agregan publicaciones de resultados de investigaciones en que se demuestra cómo la política habitacional ha contribuido a la segregación y fragmentación de nuestras ciudades.

No obstante este panorama pesimista, estimo que es necesario recordar que, a diferencia de otros países, la política habitacional chilena en sus aspectos sustantivos ha tenido una continuidad, que la define como una política de Estado, en la cual se ha avanzado, desde el inicio del proceso de transición democrática, en la consolidación de una política habitacional que ha tenido importantes logros cuantitativos y son meritorios los esfuerzos realizados últimamente por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo para mejorar la calidad y los estándares constructivos y físico-espaciales de las soluciones entregadas.

Estado más activo

El debate actual y la formulación de propuestas deben estar centrados en la calidad residencial que contempla en su dimensión territorial no sólo la unidad de vivienda y lote, sino también el entorno inmediato, el conjunto habitacional, y cómo éste facilita la generación de barrios, su localización y construcción de tejido urbano. En su dimensión socio-cultural, implica determinar cuáles son los factores que potencian la constitución de redes sociales e identidades y en la dimensión político-económica, cómo se resuelve la relación oferta-demanda, con lógicas normalmente contrapuestas, entre las necesidades habitacionales que son dinámicas y una oferta que supone una necesidad constituida por sujetos homogéneos, pasivos y unidimensionales que son simples ahorrantes, receptores de un subsidio y/o pagadores de créditos.

Para lograr niveles de satisfacción residencial es necesario generar las articulaciones, entre los diversos sectores del aparato público, que potencien la constitución de redes sociales; una efectiva descentralización que permita la participación del conjunto de actores involucrados en el proceso habitacional (habitantes, municipios y fundaciones), y un Estado más activo, que efectúe las correcciones necesarias para superar las imperfecciones del mercado (por ejemplo es urgente legislar respecto del suelo urbano, especialmente por su incidencia en el costo de las viviendas). Además debe garantizar la inversión eficiente de los recursos públicos, por lo que es urgente generar un sello de garantía de calidad sobre el hábitat residencial. Éste debe estar acompañado de profundas transformaciones organizacionales a la actual institucionalidad pública sectorial, cuyo origen corresponde a una coyuntura distinta a la actual.

El gran desafío del sector en esta nueva fase de la Política Habitacional Chilena es que el conjunto de la sociedad comprenda que ella es parte indisoluble de una política socio-urbana, en que el Estado potencia su función reguladora en el marco de una economía de mercado, de manera de corregir, compensar o atenuar las disfunciones que se presenten.

Un comentario sobre “La nueva política habitacional de mejoramiento de la calidad e integración social

  • el 22 mayo 2007 a las 20:47
    Permalink

    la verdad quiero saber como puedo crear una EGIS, creo que estoy acudiendo a la persona indicada que debe saber; porque asi lo demuestra en sus comentarios. Soy una trabajadora social con muchas ganas de ayudar a la integración social y el mejoramiento de la calidad de vida de las personas.
    me despido atte. sol

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.