Inmobiliaria FACH S.A.: la venta del Block 73 entre instituciones del Estado

Este año la Villa Olímpica cumple 53 años de existencia, ubicada en Ñuñoa al costado del Estadio Nacional, es un buen reflejo de la arquitectura moderna en Chile. A diferencia de otros conjuntos de la capital, aquí aún se vive con sentido de comunidad y existe una gran identidad de sus habitantes con el lugar.

Se han cumplido ya 5 años desde el terremoto del año 2010 que dejó grandes daños estructurales en la mayoría de las construcciones de la Villa. Pese al proceso de reconstrucción, aún se encuentran algunos blocks en proceso de reparación, ha sido un proceso largo y agotador para sus habitantes, pero la villa surge nuevamente con nuevos aires, revalorizada en lo físico y en lo social. No obstante a esto, existe una mancha negra en este proceso, el Block 73 perteneciente a la FACH se encuentra abandonado desde el terremoto con graves daños estructurales, se ha transformado con el tiempo en un foco de delincuencia e inseguridad para los vecinos y no ha existido voluntad de repararlo, sino más bien ha sido olvidado por la Institución.

Durante los últimos dos años se ha conformado el Comité de Vivienda Villa Olímpica que busca hacer las gestiones para que el Block 73 sea destinado a familias de allegados de la misma Villa y así poder realizar un proyecto de integración social. Desde el inicio se han realizado las gestiones con el MINVU y el SERVIU Metropolitano para que la FACH haga el traspaso del block a Bienes Nacionales y de esa forma el MINVU lo pueda destinar a la construcción de viviendas para las familias integrantes del Comité. Pero esto no ha sido fácil, ante el interés del MINVU la FACH parece haber visto una oportunidad de negocio y lo que antes era un edificio olvidado ahora se transforma en un potencial beneficio pecuniario. Se ha producido así una larga negociación entre instituciones del Estado que claramente tiene ribetes de escándalo en la medida que se despliegan prácticas de especulación inmobiliaria que, a nuestro juicio, no corresponderían en el marco de negociaciones entre instituciones públicas, más aun si se considera que de por medio está la legítima demanda de un Comité de Allegados que busca permanecer en el barrio en el cual sus integrantes han residido buena parte de sus vidas.

Este no es el único caso en el cual una rama de las Fuerzas Armadas que ha recibido en el pasado un terreno fiscal gratis o en condiciones muy favorables, en el futuro lo venda ya sea a privados o al Estado a un precio comercial.

Un caso emblemático fue la Villa San Luis en la comuna de Las Condes, que durante la dictadura fue despojada a sus habitantes originales para ser destinada al Ejército, para luego el año 97 ser vendida a una inmobiliaria en US$80 millones.

Es impresentable como la lógica del negocio se ha instalado también en instituciones de Estado donde se pierde toda convicción del rol público y social que deben cumplir. Existe una obligación moral de la FACH a servir al bien del país y no a funcionar como una inmobiliaria privada con fines de lucro. Es así mismo una oportunidad para la FACH de establecer un nuevo trato con la sociedad civil, transformar esto en un hito en su compromiso con el país y su gente.

 

Por: Rodrigo Toro y Jorge Larenas

 

[Actualización] Difundimos afiche recibido desde Comité de Vivienda Villa Olímpica

AFICHE defendamos nuestro barrio

2 comentarios sobre “Inmobiliaria FACH S.A.: la venta del Block 73 entre instituciones del Estado

  • el 19 noviembre 2015 a las 9:06
    Permalink

    Quizás esta mal que lo diga (en desmedro de otros), pero tengo un especial aprecio por este conjunto. Primero, porque estaba en mi ruta diaria hacia la universidad y podía identificar su particular “palpitar”. Segundo, mi madre me contaba algunas historias del sector cuando ella fue escolar y universitaria. Pero fuera de mis particulares anécdotas, nuevamente se logra identificar la necesidad de legislar a fondo sobre la especulación inmobiliaria. Entiendo que en otros países (Japón por ejemplo) la especulación inmobiliaria tras catástrofes está castigada por ley. No soy un entendido en la materia pero, ¿cómo está la situación en Chile?.
    En general, me surgen algunas dudas: ¿cuál sería la cabida de un nuevo edificio en dicho paño?, ¿qué altura se lograría aplicando el Plano Regulador?, ¿cuáles han sido los montos de las obras de reconstrucción en la Villa?, ¿Una declaratoria de zona típica permitiría resguardar el conjunto frente a la especulación inmobiliaria?

    Saludos al INVI

    Respuesta
  • el 20 noviembre 2015 a las 12:06
    Permalink

    Daniel
    Solicitamos el Informe de linea a la Municipalidad para saber lo que estas preguntando, no obstante en el plan regulador indica zona Z-4m lo que significa que se puede 5 pisos o hasta los 14 metros. La idea del comité es realizar un proyecto de integración social que pueda ser pagado por los allegados de la Villa Olímpica que tienen una gran variedad de ingresos y mantener el espíritu del lugar. Un proyecto inmobiliario no buscaría necesariamente este objetivo. También el lugar permite la instalación de equipamiento como un supermercado u otro programa que no ofrecería una solución a las personas de la villa. Los montos invertidos en la reconstrucción los desconozco, aun no terminan de reparar daños estructurales y de terminación. Como sea el costo debe ser gigantesco.
    Claramente una declaratoria de zona típica espanta a cualquier especulador, no obstante también genera problemas en la evolución del conjunto en su futuro, se hace todo mas rígido y burocrático. No obstante muchos vecinos están de acuerdo con esto y yo respeto su deseo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.