Habitar intermedio en Alto Hospicio

Por Luis Iturra Muñoz, académico INVI

El 2014, un terremoto afectó la zona norte de Chile cortando el único camino que conectaba Alto Hospicio con Iquique, los habitantes tuvieron que esperar días a que esta línea vital pudiera ser reconstruida. La espera, nuevamente, marcó el espíritu de este territorio.

La ciudad ha esperado por más de 30 años la llegada de un hospital o un cementerio. La paradoja entonces es esta, en este territorio en espera, nadie nace ni es enterrado, todos son de alguna forma extranjeros.

La espera se establece como una atmosfera afectiva que es palpable en los espacios vacíos de la ciudad, en la forma como viviendas se mantienen inconclusas y como nuevos espacios y objetos esperan sin ser utilizados, rescatados o reclamados.

En la mitad de esto la ciudad es recorrida por sus habitantes que la mantienen viva, esperando en la mitad del desierto.

3 6 7 8 9 10

Financiado por:

(1) Proyecto Fondecyt Regular 1161437 (2016-2019) “Habitar en la ciudad intermedia: prácticas espaciales en Alto Hospicio y Padre Las Casas.”

(2) Proyecto: “Habitar Alto Hospicio, Padre Las Casa y Alerce: Repensar ciudades intermedias y políticas urbano habitacionales desde las prácticas cotidianas”. Programa ENLACE, VID – Universidad de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.