Foto-Ensayo: “Patrimonio Palafítico: Para la foto y Para sus habitantes”

Por Lissette Soto Delgado*

1

2

3

4

5

6

 

7

Imagen 1. Palafitos para la foto: coloridos, exóticos, vernaculares y sobre todo bien chilotes, con tejuelas, con botes y paisaje de ensueño de vivos colores, de mar y tierra, de calma intensa. Atributos que condensan todo lo deseable, lo que torna atractivo a nuestro sur. Atributos que levantan poco a poco una imagen que se desea resguardar ¿resguardar? Sí, resguardar en nombre del patrimonio.

Imagen 2. Palafitos para sus habitantes: recuerdos de niñez y de la familia que llegó hace décadas al barrio, vidas de esfuerzo y de trabajos ligados al mar (satisfacción por lo logrado), preocupación por la tenencia de la vivienda (títulos de dominio), trabajo por la mantención física de las casas y vidas que se transforman abruptamente producto de la valorización patrimonial y turística.

Dos imágenes que nos muestran dos realidades que se enfrentan cuando se habla sobre patrimonio. El atractivo turístico y venta de palafitos, llamado por sus habitantes el “boom de los palafitos”, ha puesto en discusión el valor del patrimonio. Primero, porque ha desencadenado una serie de intentos institucionales para su resguardo (declaratorias, programas de mejoramiento), lo que también ha provocado, a modo respuesta, un intento por regular la tenencia del suelo, el que no ha parado de aumentar en precio en los últimos años. Segundo, y lo más complejo, es que sus habitantes de origen se están viendo desplazados (por medio de un negocio que encubre la violencia del despojo), perdiendo no sólo sus casas y barrios – por lo demás con una ubicación y paisaje privilegiados- sino también parte de su historia. En este sentido, el patrimonio activa todo un aparataje institucional, legislativo y también comercial. Por lo que vale la pena pensarse el patrimonio, que procesos se gatillan con estas designaciones y lo que implica este “rescate” para sus habitantes… en este sentido, cabe preguntarse: ¿para quién o para quienes se construye el patrimonio? Y cuáles son los instrumentos y estrategias que poseen los habitantes para resguardarse de estas intervenciones y salir victoriosos en el intento.

 

*Los barrios de palafitos que existen en Chile se encuentran en la isla de Chiloé, en la ciudad de Castro. Actualmente, existen 5 barrios considerados palafíticos, esto significa que sus viviendas están construidas sobre pilotes de madera, que por una de sus fachadas los une al mar; mientras que por la otra, los conecta a tierra firme.

** Socióloga, Magíster en Hábitat Residencial de la Universidad de Chile. Investigadora del Centro de Estudios Sociales de Chiloé [CESCH].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.