Foto-ensayo: “Paisaje en trance 2: la remoción de Vila Autódromo para el proyecto olímpico-inmobiliario de Rio 2016” por Daniel Meza

01 02 03 04 05 06Replicando el modelo Barcelona, el consorcio público-privado Rio+ asumió el proyecto de Parque Olímpico en Barra da Tijuca, Rio de Janeiro en 2010. Reutilizando el terreno de 118 hectáreas correspondiente al ex-Autódromo Nelson Piquet, sede del Gran Premio F1 de Brasil, la operación inmobiliaria, ofrecía liberar el 75% de la superficie involucrada para la actividad inmobiliaria de los miembros privados del consorcio,  “destrabando” un terreno estratégico en la ciudad.

Contigua al centro metropolitano planificado por el urbanista Lucio Costa, la operación prometía extender el modelo de macro barrios cerrados de lujo. El único obstáculo: una comunidad durante décadas localizada al costado del autódromo, y que, pese a diversos intentos de expulsión, en 2010 contaba con más de 700 familias.

Mientras los inmobiliarios explicitaban que Barra da Tijuca representa el “nuevo Rio (…) ciudad de la elite, del buen gusto (…) con viviendas exclusivas y no viviendas para pobre”[1], y la comunidad se reclamaba su derecho a permanecer[2], el municipio desarrolló un plan de remoción indirecta desarrollado entre 2014 y 2016. Este plan estableció mecanismos de negociación individual con las familias, a las cuales se les ofreció desde viviendas sociales y pago de arriendo, hasta indemnizaciones que llegaron a 1 millón de dólares[3]. Es así como la segunda visita de los Juegos Olímpicos a Latinoamérica trajo un nuevo ciclo de disputas[4].

Durante ese proceso de dos años, varias familias aceptaron las ofertas del municipio, lo que significaba la demolición inmediata del inmueble[5]. Cada semana caían casas, y los escombros resultantes eran utilizados como medio simbólico y material para agudizar la presión de la expulsión. En la actualidad, de las 700 familias, 20 consiguieron quedarse hasta el final, las cuales fueron incorporadas a un proyecto de radicación en viviendas modulares a fin de conciliar los intereses privados con los de la comunidad.

Las fotografías retratan efectos de la parte más álgida del proceso de expulsión, una arremetida que deja en evidencia la inseguridad de la tenencia habitacional cuando la casa de los pobres se encuentra en el camino del capital inmobiliario.

[1] ‘Como é que você vai botar o pobre ali?’, diz bilionário ‘dono da Barra da Tijuca’ (http://www.bbc.com/portuguese/noticias/2015/08/150809_construtora_olimpiada_jp)

[2] Derecho reconocido por el estado mediante una concesión de uso a 99 años.

[3] http://odia.ig.com.br/noticia/rio-de-janeiro/2014-12-08/prefeitura-indeniza-donos-de-imoveis-na-vila-autodromo-em-ate-r-23-milhoes.html

[4] http://blogs.elpais.com/seres-urbanos/2015/08/rio-de-janeiro-a-un-a%C3%B1o-de-las-olimp%C3%ADadas.html

[5] Documental “Eu Fico” (Janoshka y Sequera, 2014: 11 min) http://contested-cities.net/blog/eu-fico/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.